El don de Asher Lev, de Chaim Potok

Me preguntan qué veo por la calle, cómo perciben mis ojos las figuras, el movimiento… la realidad que me rodea.

Veo líneas. Colores. Ráfagas de contraluz. Oscuro. Pinceladas… Así miro: como si una mano invisible pintara constantemente mi entorno con diferentes tonalidades. Y además… veo más allá. Sí: mi familia es judía, muy judía. Observantes. Quieren que deseche mi don, mi pasión… Pero es que no lo puedo frenar: emerge de mí con una fuerza que no puedo controlar…

Y así lo pretenden: que acalle mi alma, mis manos, mis ojos… y algo más que tengo dentro, que es lo que me hace dibujar, e incluso, pintar lo prohibido…

Me dicen que se me está yendo de las manos… Que o me contengo, o…

Y ahora, expulsado de mi familia, de mi comunidad… he de volver. Una muerte ha provocado mi regreso. Vivía ya tranquilamente, con mi mujer y mis hijos, y nuevamente… he de enfrentarme.

Pero lo que me comienza a suceder… era totalmente inesperado para mí.

Mi don… ¿nuestro?

 

elvira.png
ELVIRA

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s