Reto literario: una despedida

Se me rompe la voz cuando musito esas dos palabras.
Breves y que guardan esperanzas;
se dibujan en los labios de muchos,
y quién sabe si sucederán.
Una promesa por cumplir,
el sustrato de un deseo
que ansía retroceder en el tiempo,
o detenerlo;
revivir esos lugares;
hablar y escuchar las palabras conocidas con aquellas personas.
Se me cae la voz tras lanzarse al precipicio
de la simple expresión.
Se destroza dejando jirones de sonidos en los distintos rostros.
Se me ve la voz hecha añicos,
anhelando que vuelvan a unirse
para dar vida a la esperanza.
"Hasta luego".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s