Música blanca, de Cristina Cerezales

«Tengo la impresión de estar sujeta a la vida sólo por un hilo delgadísimo. Es un hilo muy doloroso. Mi cuerpo está agarrotado, apenas puedo tragar y con frecuencia tengo accesos de flema que duran días enteros… Hay momentos en que la sensación de dolor físico es el único vínculo que me ata al cuerpo y me sirve de estímulo porque me ayuda a comprobar que todavía estoy dentro de él. Porque a veces tengo la sensación de desprendimiento, o como si pudiera estar dentro y fuera a la vez».

 

¿Qué piensa, qué tiene en la cabeza un enfermo de Alzheimer? Y si ese enfermo, es una persona afamada, ¿qué recuerdos, imágenes guarda?

La autora se lanza a escribir esta biografía de su madre: Carmen Laforet. Se trata de una biografía peculiar: se introduce en la intimidad de su madre, música blanca de una “mente vacía”, y la hace hablar. De este modo, habla su interior literario, su interior personal, su interior trascendente…

Una composición de despedida a su madre, integrándose en su interior, fusionándose en una.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s