La felicidad al alcance de cualquier corazón

El otro día hice un poco de orden entre mis cosas. Recoloqué algunos libros y cuadernos de las estanterías y vi que un papel roñoso asomaba a modo de marcapáginas en uno de ellos.

Lo cogí para tirarlo a la papelera y vi una letra escrita que no era la mía. Y recordé que se trataban de unas palabras que me leyó una amiga y que le pedí que me escribiera.

Dos frases breves que condensan la fórmula de la felicidad… lo que no evita que aparezca el sufrimiento, porque está ligado a ello…

Ser feliz es destinarse a la persona amada. El hombre es, cuando ama, dueño de su destino, porque se destina a quien quiere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s