Solo a dos voces

Octavio Paz nos regala estos versos un día como hoy en que se inicia el invierno, aunque parezca que llevamos más tiempo sumergidos en él… Únicamente entresaco algún fragmento.

Desde hace horas
oigo caer,
en el patio negro,
una gota de agua.
Ella cae y yo escribo. 

Solsticio de invierno:
sol parado,
mundo errante.

Sol desterrado,
fijeza al rojo blanco.

La tierra blanca negra,
dormida,
sobre sí misma echada,
es una piedra caída.

Ánima en pena
el mundo,
peña de pena
el alma,
pena entrañas de piedra.

Cae la gota invisible
sobre el cemento húmedo.
Cae también en mi cuarto.

A la mitad del pensamiento
me quedo, como el sol,
parado
en la mitad de mí,
separado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s