Un hombre normal. Con un aspecto normal. Una vida normal. Un trayecto normal. Un trabajo… paradójico: es el encargado de supervisar una máquina que destruye lo que más quiere. Libros desechados, olvidados o repudiados por un sinfín de personas acaban su existencia en la máquina trituradora: la “Cosa”.

Forma parte de su rutina el rescate de las hojas supervivientes a la destrucción

elvira.png
ELVIRA

Un comentario sobre “El lector del tren de las 6.27, de Jean-Paul Didierlaurent

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s