¿Cómo va mi propósito?

¿Os acordáis que compartí mi necesidad de escribir, de plasmar mi interior de alguna forma? Ésta va a ser mi meta de este año: no voy a abandonar la poesía, pero sí quiero ejercitarme en la prosa, y comenzar a escribir relatos… O incluso la novela que me está rondando la cabeza.

Tras la publicación de mi primer poemario, he recibido algunas críticas constructivas, y entre ellas la de mi tío (José Gabriel López Antuñano), dedicado profesionalmente al mundo del teatro:

Te animaría para próximos libros que miraras fuera; la introspección poética (o el solipsismo poético) se agota; otra cosa es ver el mundo con el tamiz personal. Pero, lo que te decía, un buen libro de arranque. ¡Ah! Y lee más poetas o narradores con trayectoria, porque te ampliarán el campo.

Lo uno a unas palabras de Jacques Maritain en las que afirma que “los grandes novelistas son poetas. Hay muy pocos de éstos. Para que una novela sea poesía es menester una intuición creadora particularmente vigorosa, capaz de llegar a las recónditas profundidades”.

Por tanto, tengo el camino claro: leer más, escribir más… y mirar más hacia fuera sin tanta introspección.

4 Comentarios

Responder a mery Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s