Training: ojos, alma y mente

Lea usted poesía todos los días. La poesía es buena porque ejercita músculos que se usan poco. Expande los sentidos y los mantiene en condiciones óptimas. Conserva la conciencia de la nariz, el ojo, la oreja, la lengua y la mano.

Y, sobre todo, la poesía es metáfora o símil condensado (…). En los libros de poesía hay ideas por todas partes; no obstante, qué pocos maestros del cuenta recomiendan curiosearlos.

Ray Bradbury acierta nuevamente en su Zen en el arte de escribir. No traigo esta cita en un día como hoy por ser yo poeta, y por gustarme tanto la poesía. Me gustaría impulsar sutilmente a los escritores a leer poesía, pues así se “aprehenden” conceptos, palabras e imágenes que sólo aparecen en verso (aunque sea libre); y me gustaría impulsar a los lectores a perder miedo leyendo poemas.

Es un músculo que se ejercita: al principio la pierna aguanta en el aire 5 segundos, luego 10… hasta minutos. De una flexión a veinte.

Parte de la dieta diaria: un poema, breve, cada día. Abre los ojos, ensancha el alma, crece la mente…

¿Te atreves?

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s