Nada, de C. Laforet

Se respiran las páginas. Se respira el gris… Este color impregna poco a poco el tinte de los personajes, especialmente de la joven protagonista, y nos va captando a los lectores.

Se paladea la niebla hasta provocar un ligero carraspeo: Andrea comienza su carrera universitaria en la gran ciudad de Barcelona. La ilusión insegura se transforma en tensión, violencia… Continúa teniendo la luz del ambiente de las clases, y de sus amigos, no obstante, se declarará una batalla abierta que acabará con una chica pálida, gris, mustia… con toda la fuerza de su juventud aprisionada en su mirada.

elvira.png
ELVIRA

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s