Prisionero en la cuna, de C. Bobin

Bobin recrea su infancia entre tonos poéticos y sutiles, entre imágenes sensoriales y metáforas mágicas. Nació en Le Creusot (Francia) y, desde que llegó al mundo, se define así, como un prisionero: esclavizado por las lecturas, iba de un sitio a otro de su casa para volver a esos mundos infinitos. Afirma que un ángel … Sigue leyendo Prisionero en la cuna, de C. Bobin

Perforar la eternidad

El poeta perfora agujeros en el hueso del lenguaje para hacer una flauta. Eso no es nada pero esa nada habla de lo eterno. Nadie está tan solo como el sonido de una flauta. Negro Claro, de Christian Bobin Hacía mucho que no traía a mi mente y a mi teclado a este autor. He … Sigue leyendo Perforar la eternidad

Autorretrato con radiador, de Christian Bobin

No es un libro cualquiera. Mejor dicho, aconsejo leerlo como si no se tratara de un libro. Son bocanadas de aire transcritas en pocas palabras. Son pensamientos que surgen sin responder a unas normas... ¿acaso nosotros pensamos de un modo sistemático, lineal, siguiendo siempre un orden? No. Una imagen empuja un pensamiento fuera del camino … Sigue leyendo Autorretrato con radiador, de Christian Bobin

Vuela… y vive

La vida de la escritura, ¿con qué compararla si no con el sueño del pájaro que, al contemplar el cielo vacío, olvida por un instante el hambre que asola el minúsculo laberinto de sus entrañas? Christian Bobin una vez más emplea una imagen cargada de originalidad y de una tonalidad sutil. Al igual que el … Sigue leyendo Vuela… y vive

El bajísimo, de Christian Bobin

Prosa poética que describe una vida. En realidad... únicamente algunos episodios de Francisco de Asís, el santo de los pobres, el amigo de la naturaleza. Incluso, el hermano del Sol y de la Luna, de la Vida y la Muerte. Él se ve así: bajísimo; una nada... y desde esa nada se construye un poema … Sigue leyendo El bajísimo, de Christian Bobin

Hablamos de C. Bobin

En una ocasión me recomendaron un libro: Autorretrato con radiador; me apunté el título pues me llamó poderosamente la atención. Pero quedó en el olvido... Hasta que años más tarde, revisando la librería de mi madre (donde me encanta asomarme de vez en cuando para dejarme llamar por algún libro), mis ojos tropezaron con el singular … Sigue leyendo Hablamos de C. Bobin